¿Qué estufa de pellets necesito?

SISTEMA DE CALEFACCIÓN RENOVABLE

La estufa de pellets ha supuesto una revolución en sistemas de calor, porque es un medio de calefacción limpio y económico. El pellet es un combustible 100% renovable que se fabrica a partir de residuos vegetales y que lanza bajas emisiones de CO2 porque respeta el ciclo del CO2 de la naturaleza. Cuando un árbol muere, se descompone y libera el  CO2 que ha ido almacenando durante su vida. Ese proceso es el que se reproduce cuando se queman pellets: desprender CO2 fácilmente procesable de nuevo para el entorno, en comparación con otras energías como el gas, el gasóleo, etc.

El uso de pellets ofrece una alta eficiencia. Además, debido al bajo precio del pellet en comparación con otros combustibles, a la larga notarás un ahorro importante. Es recomendable comprar pellets de Calidad Certificada EN A-1, que son los que garantizan el funcionamiento correcto de la estufa y aumentan tanto su rendimiento como la vida útil del aparato.

¿Qué es el pellet?

El pellet es un tipo de biomasa, es decir, combustible que proviene directamente de la naturaleza. Se compone de serrín y virutas prensadas, que provienen de residuos industriales y agrícolas y apenas genera cenizas ni hollín. Además,  posee un altísimo poder de combustión y calorífico y tiene un precio muy económico frente a otro tipo de combustibles.

Otra ventaja es que, una vez adquirido, puede durar intacto durante un tiempo largo siempre que lo mantengas en un lugar seco.

 

¿Qué tipos de estufas de pellets puedes encontrar?

Estufa de aire: La más ecológica y eficiente. Además de con pellets también puede funcionar con cáscaras trituradas de almendra e incluso con huesos de aceituna (consultar modelo y fabricante). Reparte el calor por la estancia en la que se encuentra con un aprovechamiento energético del 80%. Además, incorpora una turbina (ventilador) para que puedas regular la intensidad del calor que expulsa, así como un termostato programable para que controles en cualquier momento la temperatura.

Estufa canalizable: Este tipo de estufa de pellets tiene las mismas características que la tradicional, pero incluye un doble uso: además de calentar la estancia en la que se encuentra caldera también la habitación contigua a través de un ventilador extra que impulsa este aire caliente.

Termoestufa: La termoestufa de pellets tiene una ventaja añadida ya que, aparte de calentar la estancia en la que está instalada, alimenta también el circuito de radiadores de agua. Además, son las más seguras porque incluyen una función de auto-apagado si detecta algún fallo en el funcionamiento.

 

¿Qué requisitos necesitas para instalar tu estufa de pellets?

Este tipo de estufa sirve para calentar una habitación o habitaciones de entre 25 y 100 m2 e incluso como complemento de otro sistema de calefacción. Es especialmente recomendable para viviendas unifamiliares, oficinas, áticos o para estancias que requieran ser calentadas rápidamente sin generar un gasto excesivo.

Cuando decidas dónde colocar la estufa de pellets, busca un lugar desde el que la estufa caliente bien toda la estancia o desde el que distribuya el calor a todos los lugares que necesitas caldear. Ten en cuenta que necesitas una salida de humos y un enchufe, de al menos 220V. Evita que haya obstáculos a menos de 1 o 2 metros delante de la salida de ventilación para que la estufa extienda el calor sin problemas.

Deja espacio entre la estufa y elementos combustibles como cortinas o alfombras y protege el suelo del contacto directo con la estufa si este es de un material como madera o moqueta.

Notarás que su utilización es muy cómoda, porque el encendido es automático. Puedes programar el horario de encendido y de apagado y la recarga de combustible solo tendrás que hacerla una o dos veces por semana, en función también del tamaño y la capacidad de la estufa para el pellet.

La salida de humo en las estufas de pellets

La salida de gases se encuentra normalmente en la parte trasera de tu estufa de pellets y la tubería de conducción puede ser de acero inoxidable o tubería de acero vitrificada, empalmando las piezas será muy sencillo instalarla. Por eso es conveniente que sitúes tu estufa lo más cerca posible de la salida de humos o de una pared con orientación al exterior. La tubería que suele utilizarse para la mayoría de las estufas es de 80 mm de diámetro, así que el agujero que debes abrir en la pared no será muy grande. También será necesario que en la parte trasera de tu estufa haya instalada una T para la limpieza de los conductos de evacuación de humos, así evitarás que se obstruya. Cuando el conducto salga por el exterior es necesario instalar un tramo de 3 m de tubería aislada a lo largo de la fachada para que la estufa funcione de forma correcta.

Ten en cuenta que la estancia donde instales la estufa tenga buena ventilación para que la estufa pueda tomar aire de ella, si no es el caso, puedes hacer una toma de aire del exterior.

¿Qué potencia debe tener una estufa o termoestufa de pellet?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: depende de cómo sea la vivienda y en qué zona climática se encuentre.

En el mapa se pueden ver las 5 zonas climáticas existentes en la península ibérica:

  • Zona Templada (A), en color rojo.
  • Zona Suave (B), en color naranja.
  • Zona Fría (C), en color verde.
  • Zona Muy Fría(D), en color azul claro.
  • Zona Extra Fría (E), en color azul oscuro.

Mapa de zonas climáticas de la península ibérica:

Para calcular la potencia de una estufa o termoestufa de pellet también hay que analizar las características de la vivienda:

  • Cuál es la superficie de la vivienda o estancia, así como la altura.
  • Qué nivel de aislamiento ofrece la vivienda: bueno, medio o mal. Para ello hay que fijarse, por ejemplo, en cómo son las paredes/tabiques o si las ventanas tienen doble acristalamiento.

Imaginemos que queremos calefactar un salón con una superficie de 50 m2 y 2,5 m de altura, en una vivienda mal aislada y ubicada en una zona climática cálida.

Para saber la potencia que necesitaríamos solo tendríamos que seguir estos 3 pasos, como se indica en la tabla:

  • PASO 1: Calcular el volumen del salón, multiplicando los metros cuadrados de superficie por los metros de altura: 50 m2 x 2,5 m = 125 m3
  • PASO 2: Determinar los kW/m3 según la zona climática y el aislamiento del salón. En este caso: 0,05 kW/m3.
  • PASO 3: Calcular la potencia recomendada multiplicando el resultado del Paso 1 por el del Paso 2, es decir: 125 m3 x 0,05 = 6,25 kW.

Fuentes: www.leroymerlin.com , www.cointra.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »